Mi experiencia con Emaktiva…por hacer un relato con una cierta cronología comenzaré por las circunstancias que me han llevado a conocer y trabajar con Emaktiva.

Al estar en el grupo de paradas de larga duración en Lanbide te hacen un seguimiento para la formación continua y orientación en la búsqueda de empleo.

Por consejo de la orientadora que llevaba mi “caso” me inscribí a este curso: actividades administrativas en relacion con el cliente.

 

No conocía la Fundación EDE, fue un proceso de día a día el tomar conciencia de las grandes diferencias con el modo de plantear y desarrollar un curso para un grupo tan heterogéneo de mujeres en paro, para un grupo con necesidades personales y familiares tan diferentes pero con un objetivo común, formarnos para mejorar nuestras destrezas y conocimientos y optar a un puesto de trabajo correcto.

Fundación EDE en mi experiencia, preparó un curso excelente y nuestro grupo respondió como un equipo con ganas de aprender y formarse. Con un profesorado totalmente volcado en esos mismos objetivos.

Dentro de los objetivos pues, de prepararnos para encontrar trabajo, entró “EMAKTIVA” en acción, en nuestro curso y en nuestro grupo.

Realizamos diversos trabajos de grupo con el objetivo de conocernos mejor, de ver nuestras respuestas a situaciones que podríamos encontrar en el puesto de trabajo.

Trabajamos nuestras habilidades en cualquiera de los rangos dentro los puestos de trabajo en los que nos pudiéramos encontrar.

Aprendimos a conocernos un poco más en muchas circunstancias, que quizá, no las hubiéramos tenido en cuenta.

Analizamos los resultados de todo esto tanto en grupo como personalmente, obteniendo así una visión y un toma de conciencia de nuestra/mi situación actual, mis/nuestras actitudes y carencias, habilidades y destrezas…. Todo ello nos apoya a la hora de trabajar una actitud positiva y firme para la realización de las practicas, que todas hicimos; las entrevistas de trabajo, para los “no” y para los “SI”.

 

Estar años en el paro puede ser una carga y jugar en nuestra contra a la hora de exponerte, por ejemplo, a las entrevistas de trabajo, al escrutinio de una selección para un puesto de trabajo…

Y en un paso más, y siempre según mi experiencia, EMAKTIVA conoce a cada persona, se preocupa por conocer a cada una de las personas de nuestro grupo, su situación y responsabilidades familiares, de donde viene… etc, para elaborar un plan de apoyo y acompañamiento ajustado a la realidad de cada una, plan que no acaba cuando acaba el curso sino cuando el proceso iniciado con EMAKTIVA se da de común acuerdo por resuelto.

En mi caso, me propusieron un trabajo pocos meses después de finalizar las prácticas. (Muchas compañeras de mi curso, también). Fue una gran sorpresa porque a punto de cumplir 64 años seguir activa hoy, ha enriquecido mucho mi realidad cotidiana.

EMAKTIVA ha estado ahí, apoyándome hasta el primer día de trabajo. Y sé que están ahí.

Esta experiencia con EMAKTIVA en su momento me hizo reflexionar en lo que se agradece encontrar un equipo tan concienciado, con objetivos tan claros y con la generosidad de llevarlos a cabo. Equipo que practica la ética, la coherencia y la solidaridad.

Desde aquí mi agradecimiento y mi enhorabuena!!!